ESPECIALISTAS EN MEDIOS S.A. DE C.V.
Esta nota está terminada.

Reproducir Nota Completa
  Rodrigo Martínez Baracs: Libro: Al calor de la amistad. Correspondencia 1950-1984
  Rodrigo Martínez Baracs/segunda

  Descargar todas las partes en formato ZIP

CONDUCTOR: José Ángel Domínguez GENERO: Entrevista
PROGRAMA: Su Casa y Otros Viajes CADENA: Radio Educación
APARICIÓN: 09:31:06 DURACIÓN: 00:10:18
FRECUENCIA: 1060 AM
COSTO: $.00
Rodrigo Martínez Baracs: Libro: Al calor de la amistad. Correspondencia 1950-1984
jueves, 19 de junio de 2014
Versión.

José Angel Domínguez (JAD), conductor: Esta mañana nos acompaña vía telefónica Rodrigo Martínez Baracs, él es hijo del historiador José Luis Martínez, quien nos hablará de la edición de "Al calor de la amistad. Correspondencia 1950-1984" en la colección Tezontle, que se presenta hoy en la librería del Fondo "José Luis Martínez" de Guadalajara, como parte del décimo quinto aniversario de dicho recinto.

En este libro se reúne la correspondencia que Octavio Paz mantuvo con el escritor y director del Fondo de Cultura Económica de 1977 a 1982, José Luis Martínez. Por medio de más de 70 cartas, a las que se suman notas, telegramas e incluso oficios, el lector será cómplice de la relación entrañable que surgió entre estos dos intelectuales.

La edición y recopilación de "Al calor de la amistad. Correspondencia 1950-1984" estuvo a cargo de Rodrigo Martínez Baracs, a quien saludamos esta mañana vía telefónica, ya que él se encuentra en la ciudad de Guadalajara para presentar este ejemplar. Muy buenos días, Rodrigo, muchas gracias por atender esta llamada.

Rodrigo Martínez Baracs (RMB), historiador: Muy buenos días, José Angel, ¿cómo estás?

JAD: Pues un placer saludarte y este año que conmemoramos el centenario del nacimiento de Octavio Paz, pues platícanos un poco cómo fue esta relación que tuvo tu papá con él, ¿cómo era, cómo se conocieron, tienes esos pormenores, Rodrigo?

RMB: Sí, se conocieron, mi padre debía de tener unos 18 años... No, ya como 20 años, Octavio Paz 24; Octavio Paz es de 1914, mi padre de 1918 y desde el comienzo mi padre sintió una admiración tremenda por la poesía de Octavio Paz. Inmediatamente surgió una amistad basada sobre todo en esta admiración y, por cierto, mi padre por esa época comenzó a escribir poesía, estaba escribiendo poesía, pero al ver los poemas de Octavio y también los de su propio amigo Alí Chumacero pues decidió renunciar a la poesía y dedicarse a lo que realmente le salía, que es la crítica literaria, la crítica literaria y la historia literaria de México.

JAD: Por supuesto y en lo cual pues hizo un trabajo también muy destacado. Oye, y para ti, ¿heredaste esa admiración de tu padre hacia Octavio Paz?

RMB: Por supuesto, hasta tal vez agregaría que siempre sentí una especie de relación paterna con Octavio Paz. Lo traté relativamente poco, pero me llamaba la atención ya desde adolescente y joven cómo, por qué me nacía este sentirlo un poco también a él como mi padre, aunque, como te digo, no lo traté demasiado, pero sí le herede una admiración enorme por Octavio Paz, no dejo de leerlo y siempre siento un enriquecimiento enorme al estar cerca de su inteligencia prodigiosa, podría decir.

Yo creo que Octavio Paz realmente era un ser superior, tenía un conocimiento pues de todos los aspectos de la vida, de México, del mundo, de la cultura, de la política y todo lo que podemos rescatar de él siempre nos va a enriquecer, nos va a hacer mucho más capaces de comprender nuestro mundo.

JAD: Por supuesto y, bueno, pues tu padre, el historiador José Luis Martínez, guardó las cartas, la correspondencia que entabló con Octavio Paz de 1950 a 1984, una época en la que se carecía del correo electrónico, afortunadamente, tal vez, y tú, Rodrigo, pues fuiste el encargado de la edición y la recopilación de este material. ¿Cómo es que lo fuiste juntando, cuánto tiempo te llevó? Cuéntanos un poco en torno a esto.

RMB: Mira, lo que pasó fue que mi padre me dejó en algún momento una carpeta con fotocopias de las cartas, pero además me dio dos pequeñas notas que él escribió sobre esas cartas, sobre dos de las cartas y me pidió que se las transcribiera. Hice eso y olvidé las cartas que me había dado, estuve metido en otras cosas y poco después de que murió mi padre, en 2007, encontré esta carpeta y pues, bueno, yo soy historiador y no es la primera vez que hago ediciones, críticas y anotadas de obras históricas de otras épocas, entonces me puse sencillamente a transcribirlas y a hacer una gran cantidad de notas, aclarando cosas de detalle, cosas importantes que son... Cosas que consideraba importantes que se pudieran aclarar, sobre todo a las personas, todos los escritores, todos los libros, todas las circunstancias políticas y culturales que estaban en las cartas, comencé a hacer.

Pero no tenía yo, pues no estaba yo muy animado para publicarlas. Sentía que tal vez no le iban a interesar a mucha gente, tal vez otras cartas pues podían tener más interés propiamente literario que las cartas con mi padre y ahí las circulé entre mi familia y algunos amigos e investigadores, pero no mucho más, así por internet.

Pero este año pues la mera verdad fue muy, fue una coincidencia muy agradable porque 2014 es al mismo tiempo el año del centenario de Octavio Paz y también un aniversario del Fondo de Cultura Económica, del cual mi padre fue director.

Entonces los del Fondo me pidieron las cartas y les dije "Pues oigan, ya las tengo, ya las tengo hechas"; entonces la edición se pudo hacer pues muy rápidamente y yo creo que quedó muy, muy bonita esta edición.

JAD: De esas cosas fortuitas y sensacionales de la vida, Rodrigo.

RMB: Esas "sincronicidades".

JAD: Oye, Rodrigo, háblanos un poco de estas cartas, ¿qué son? De telegramas, son cartas entre dos amigos, entre dos personas que se están conociendo, entre dos hombres de la cultura de México.

Hay telegramas, pero hay hasta oficios también. ¿Qué podríamos encontrar? Por supuesto, en el entendido de que muy pronto tendremos que hacernos de este libro y leerlo profusamente.

RMB: Pues mira, son cartas de dos amigos y dos escritores y esto es el contenido fundamental de las cartas. Pues como sabes, las cartas suceden mucho más frecuentemente cuando las dos personas se encuentran en diferentes países y esto es más o menos lo que determinó que en el momento en que se escribieran... La primera carta es de 1950, mi padre está en México y Octavio está en París.

Entonces ése es el tipo de cartas que se dan. Muchas de ellas tienen un contenido muy fuertemente literario. En una de ellas, de 1963, Octavio recibe el Premio Internacional de Poesía en Bélgica y tienen una fuerte... Pues expresa ideas muy fuertes sobre la naturaleza de la nueva literatura latinoamericana que se estaba realizando entonces. Octavio insiste mucho que no son los académicos, los investigadores de las universidades los que descubrieron la literatura latinoamericana, sino son sus pares, otros propiamente escritores.

Después hay otra carta muy interesante también, escrita en 1968, antes de la renuncia de Octavio Paz por la matanza de Tlatelolco. Octavio se encontraba nada menos que en los Himalayas y recibe un estudio de mi padre que publicó en la revista de Bellas Artes, que se llamaba "Nueva literatura, nueva sensibilidad". Es un ensayo sobre la literatura de la onda, José Agustín, Gustavo Sáenz...

JAD: Parménides, sí.

RMB: Que se estaba... Entonces mi padre fue de los primeros autores que le llamó la atención esa literatura. Octavio le dice "Todavía no he podido leer tu ensayo, pero de cualquier manera a mí me parece que la literatura no tiene nada que ver con la juventud. La juventud física de los escritores en sí no es lo que garantiza la novedad de la poesía y de la literatura". Entonces ésa es una.

En fin, hay varias cartas que tienen mucho, mucho interés.

Otras sí tienen que ver con los respectivos puestos que cada uno tiene. Octavio embajador en la India, mi padre embajador en Perú, después embajador, representante de México en la UNESCO, esa organización cultural de la ONU; después mi padre director de Bellas Artes.

Entonces lógicamente ahí hay una serie de relaciones, no las llamaría más burocráticas, pero sí tienen que ver con proyectos concretos...

JAD: Profesionales.

RMB: Sí, profesionales y siempre desde un punto de vista muy cultural.

JAD: Extraordinario. Oye, Rodrigo, Rodrigo Martínez Baracs, el libro se presenta hoy...

RMB: Hoy.

JAD: En Guadalajara. ¿Quiénes te van a acompañar? Cuéntanos.

¿Estamos todavía contigo? Creo que perdimos la llamada, ¿verdad?

Bueno, pues desgraciadamente perdimos la llamada con José Luis (sic), con Rodrigo Martínez Baracs, hijo del historiador José Luis Martínez, quien presenta hoy en la ciudad de Guadalajara "Al calor de la amistad. Correspondencia 1950-1984", de la colección Tezontle del Fondo de Cultura Económica.
VNLF, 1129/172-1209[tc <-]



 Haga click para consultar la nota

Dispositivo Móvil (mp3) parte 1
Dispositivo Móvil (mp3) parte 2
Enviar por correo electrónico:
 
  Su Nombre completo:..
  Correo(s) Destinatario(s)
[separados por ;]:
Asunto
 
  Comentarios: