ESPECIALISTAS EN MEDIOS S.A. DE C.V.
AUTOR: Sonia Ávila GENERO: Nota Informativa
FUENTE: Excélsior PÁGINA: 3
COSTO: $27,778.00
En duelo electrónico exhiben "la materia pura del sonido"
domingo, 15 de octubre de 2017
Versión

J222J23 FESTIVAL CERVANTINO En duelo electrónico exhiben "la materia pura del sonido" POR SONIA ÁVILA Enviada sonlaavila@glmmcommx GUANAjUATO GtoLa música del futuro es la que no distingue géneros, razas o idiomas. Es la materia pura del sonido, coinciden Brice Torres y Chloé Thevenin, músicos franceses, quienes en un duelo electrónico, en la explanada de la Albóndiga de Granadlas, dieron cuenta de la diversidad de la producción digital a partir del "ruido" en su estado puro.
Mientras Brice Torres, también conocido como Kirikoo Des, encuentra en la música electrónica un puente entre el movimiento del cuerpo y la sonoridad del ambiente, Chloé Thevenin hace de sus mezclas "una democratización del género".
Ella misma lo afirma al señalar que en su condición de mujer encontró en este género el espacio abierto a la experimentación.
"Empecé en la música electrónica en una época en la que no estaba muy democratizada, era mal vista, pero las mentalidades han evolucionado y esta música se ha abierto, se ha convertido en una música en plenos derechos para toda la gente, como lo que sucedió en el rock", describe Thevenin, quien también produce para películas, en 2013 musicalizó el proyecto Ravel Rave Unrave, del artista Anri Sala para la Bienal deVenecia.
A ello se suma la experimentación entre el cuerpo y el sonido de Kirikoo Des: "Mi formación es de bailarín y me sentía frustrado, porque no me sentía cómodo, tenía la sensación de que estaba en una especie de jaula y después me di cúenta de que de daban ganas de bailar. No era la música sino él ruido.
Entonces empecé a trabajar con la materia pura.
Lo que hago es una decbnstrucción de la música y poco a poco fui creando un ecosistema".
La propuesta de ambos músicos se aleja de los sonidos sin sentido. En ambos casos plantean un discurso sonoro relacionado con la integración de las personas en un mismo ambiente. Ese ecosistema del que habla Kirikoo es, precisamente, es el que se forma entre las personas en un mismo ritmo. Su música, que pareciera una mezcla de sonidos aleatorios, responde a emociones propias en un diálogo con el otro. La de él, vinculada a la danza Butoh; la de ella, al "ruido" digital.
Y si bien esa conexión se logra en otros géneros musicales clásicos, la electrónica guarda la esencia de la comunicación. Es lo que, al menos, ambos intérpretes buscan en sus producciones que tampoco responden a una corriente francesa.
Así, ambos defienden la presencia femenina en el género como una muestra explícita de la democracia musical. "Yo no produzco pensando en mi condición de mujer, y la música no se hace según géneros o razas", acota.
El dúo se presentó en el Festival Internacional Cervantino, en el marco de la Noche Electrónica Francesa, una de las actividades organizadas por el país invitado.
En 2013, Thevenin musicalizó el proyecto Ravel Rave Unrave, del albanés Anri Sala, parala Bienal de Venecia.
[tc]



 Haga click para consultar la nota
Enviar por correo electrónico:
 
  Su Nombre completo:..
  Correo(s) Destinatario(s)
[separados por ;]:
Asunto
 
  Comentarios: